sábado, 26 de junio de 2010

Las crisis que no vemos

Aquí nos encontramos. Enzarzados entre datos de PIB, de desempleo, reducción de deficit, aumento de la inversión mientras se disminuye a su vez, control a los bancos, tasas de penalización, subida de impuestos, EREs,...

Y todo esto lo resumimos en una palabra: CRISIS. Y con esta palabra nuestro mundo se simplifica. Se nos hace tremendamente sencillo. No nos tenemos que preocupar de millones de acciones y decisiones. ¡Estamos en crisis! Con eso lo solucionamos todo. Y así, aquí nos quedamos , atascados en el blues de memphis como cantaban Dylan y, más tarde, Kiko Veneno (por cierto, muy bueno. En el vídeo sale Santiago Segura).

¡Que no nos hablen de guerras, de terremotos, de hambre ni de contaminación! Porque esta crisis que tenemos es una Crisis con C mayúscula. Y dejamos debajo de la alfombra el resto de crisis que tenemos: la de la conciencia de nuestros actos, por ejemplo. Aquella que nos hace olvidarnos de nuestra responsabilidad ante cualquier comprar o decisión. Nos hace dejar atrás la crisis de consumismo, la crisis medioambiental, la de solidaridad, la explotación sexual dentro y fuera de nuestras fronteras, la violencia de género, la falta de convivencia entre gitanos y payos, la integración de los inmigrantes. Nos hace olvidarnos de Haití, de Somalia (salvo cuando está en peligro uno de los nuestros, claro), de los derechos humanos en China o de los millones y millones de injusticias de las que somos corresponsables en alguna medida. Al fin y al cabo, el mundo es más sencillo con una gran crisis. Así que dejemos incubarlas hasta que exploten. Porque entonces será otra Crisis y podremos obviar las demás.

Por supuesto, los medios de comunicación son los responsables: ¡balones fuera! Por supuesto, los medios de comunicación dirán que ponen lo que les pide el público: ¡balones fuera! Mientras tanto, el mundo sigue girando, que cantaba Speech Debelle...

4 comentarios:

pilluelo dijo...

Pues chico, sinceramente, creía que ibas a explayarte más. Porque yo por lo menos me caliento mucho con este tema. Como que la Irresponsabilidad social, donde todos tenemos arte y parte, va desde los medios, al zappineo, al proveedor explotador barato que elegimos, etc etc. Crisis, llámalo como quieras. La realidad es que somos unos hipócritas irresponsables que no nos merecemos llamarnos "gente decente", los ateos lo llaman humanos, otros hijos de Dios :) :) :) Y no me calientes que te escribo una pentalogia!

Iñigo dijo...

Pues anímate, anímate. Que para eso está este rincón. Es más, te invito formalmente a actuar de firma invitada y escribir el próximo post. ¿Te hace?

pilluelo dijo...

mi sabiduria tiene un precio, pero bueno, por ser tú, me lo planteo. Por cierto, gracias por esa cerveza que me vas a pagar :)

Iñigo dijo...

Acepto!