sábado, 26 de abril de 2008

La carne de gallina

Pues sí. Puede que sea un tío raro. Que no sepas si es un hombre o una mujer. Que lleve unas pintas que no sean las más apropiadas para el siglo XXI. Y que no sea esbelto como todos los que salen en los 40... ¿y qué? Si todo esto, ya de por sí, me da exactamente igual, importa mucho menos cuando oigo su voz. Y no es sólo porque tenga una voz descomunal que puede dejar tirado a cualquier cantante. Sino porque este tipo tiene una textura especial al cantar... no sé qué es... pero termina tocando alguna fibra que tenemos dentro... y tengo que reconocerlo, la mayoría de las veces se me pone la carne de gallina escuchando sus canciones....

Para los que le tenéis animadversión (ya sea por el flamenco en sí o por sus pintas), por favor por favor por favor:-), dadle una oportunidad y escuchad la voz que tiene... ¡qué maravilla! Lo mejor es una versión en directo (no canta en "playboy"XD) en el programa del Quintero. Para mí, lo mejor del flamenco de hoy en día:

"Y no hagas caso de lo que diga la gente...."

viernes, 25 de abril de 2008

Los adolescentes, esos grandes desconocidos...

Muchas veces reflexionamos sobre cuándo se pasa de etapa y cuándo se deja de ser niño para ser adulto. O cuándo se deja de ser joven... Estrujándome los sesos un poco, me doy cuenta de que hay indicios claros que nos lo demuestran. Sólo nos hace falta ser honesto con uno mismo... pero ¡es que esos es tan difícil a veces!XD

Un indicio claro suele ser la desconexión del "mundo" al que nos referimos. Miramos a un grupo determinado y no alcanzamos a comprender qué está pasando por su cabeza para hacer esas cosas que nosotros consideramos tan raras. Por ejemplo, ¿quién no ha mirado con extrañeza a esas personas con los pantalones caídos, todos con los mismos pelos, los skates (¿por qué son tan malos en Donosti?), el "reguetón", conversaciones extrañas, pendientes y que miran a los "mayores" de una forma tan rara?,...

Debo reconocer que más de una vez me he sorprendido a mí mismo con una imagen negativa de los adolescentes de hoy día en mi cabeza: esos tipos que están "achorraos" que viven en un mundo de ilusión y fantasía, mimados, arrogantes, descorteses, maleducados... ¡De lo que es capaz la mente humana!

Sin embargo, de las pocas cosas que he aprendido en esta vida es que, al contrario de las pelis americanas, los malos no son malos y los buenos no son buenos. Afortunadamente, hay grises. Es más, nos equivocamos igual que se equivocan ellos al vernos como unos seres aburridos o represores o lo que sea. O igual que se equivocaban nuestros padres cuando nos tachaban a nosotros de tal cosa y tal otra. Y a su vez nuestros abuelos con nuestros padres. O los hombres con las mujeres y al revés.

El razonamiento es sencillo y eficaz para llegar a la conclusión que queremos: ordenar el mundo de los demás según nuestros esquemas. Por un lado, nos idealizamos a nosotros mismos resaltando unas cuantas características buenas que vemos en nosotros o en algunos de los que nos rodean. Así nos olvidamos de las malas personas y las actitudes negativas de algunos y nos convertimos en un paquete de "vencedores".

Por otro lado, nos dejamos llevar por el miedo a lo desconocido y no se nos ocurre pensar qué pasa por la cabeza de los "otros". Cogemos a los peores del grupo y lo comparamos con la imagen idealizada de nuestra juventud y.... ¡tachán!... ¡Somos mucho mejores que ellos!:-D

No nos engañemos. Suele ser la primera sensación de todos (o casi todos). Y puede tener parte de razón pero, en mi opinión, es totalmente equivocada ya que nos suele llevar a sentimientos que lo que consiguen es enfrentarnos: los adolescentes son así, los mayores son asá, desconfío de los de esa región porque... (completar), o de los de ese equipo de fútbol...

No sé porqué lo hacemos... si es por reforzar nuestra identidad uniéndonos a un grupo por oposición a otro o por qué. El caso es que para muchos de nosotros los adolescentes no se merecen nuestro trato... y me rebelo... quizá porque llevo un "pacontrarias" dentro o porque me suelo identificar con el débil, pero me opongo a verlo así. Aunque no sea fácil.

El caso es que me gusta verles e intentar comprenderles, escucharles y ponerme en su lugar. En entender qué pasa por sus cabezas y por qué y aprender algo de ellos. En definitiva, comprender su mundo.

Y la verdad es que me fascina el reto. Mientras escribo esto estoy en el paseo de Francia donde la media de edad es de 60 años XD pero me pasaré luego por el Buen Pastor para verles en grupo, haciendo el "shorra" o con la chica que le gusta... y, al final, resulta que no son tan diferentes a nosotros :-D

Debo reconocer que me ayuda el hecho de que moushik trabaje en un colegio. Y que me cuente anécdotas, que me transmita sus opiniones sobre algunos temas (algunos propuestos por mí :-D) y que le cotillee cuando no se da cuenta sus trabajos de opinión :-O. Y, por supuesto, he podido conocer, aunque sea por un ratito, a alguno de sus alumnos. Esos grandes desconocidos...

... grandes desconocidos que también pueden sentir desconfianza por nuestros agravios (sí, no somos perfectos) :-D Y de los que seguro que todos podemos aprender algo (sí, podemos aprender de los otros XD). Que les ha tocado vivir en un mundo diferente con retos completamente diferentes a los nuestros: un mundo salvajemente competitivo desde los 0 años, con padres que no les pueden dedicar mucho tiempo, con una avalancha de información constante desde que nacen y con muchas otras cosas que no somos capaces de ver.

No digo que sean mejores que nosotros. Ni que nosotros seamos mejores que ellos. Sino que viven en un mundo diferente. Que ellos son víctimas y beneficiarios del mundo que hemos creado (como decía una de ellas, si son tan malos, algo de responsabilidad tendremos nosotros) y que serán los responsables de coger las riendas del mundo en el futuro. Igual que mi generación la empieza a coger ahora y muchas otras lo han hecho a lo largo de los tiempos.

Así que estamos condenados a comprendernos y entendernos (ambas muy importantes) por lo que cuanto más nos encerremos en nuestro mundo, peor.

¡Yo rompo una lanza por ellos! Y, seguro, que algunos de ellos la rompen por nosotros :-D

miércoles, 9 de abril de 2008

Un gobierno a medida (is)

(Para los que les de pereza tanto texto, que se salten mi introducción :-D)
Las elecciones quedaron atrás... Sin embargo, creo que muchos de nosotros sentimos que el sistema que tenemos nos queda lejano, a veces poco práctico, demasiado táctico, que se alimenta en demasía de pasiones y colores (como si fuesen equipos de fútbol) y, sobre todo, que funciona con poco sentido común.
Durante las últimas semanas de las elecciones is me envío el link de un cuestionario que había sacado La Gaceta para que, tras ser cuestionado sobre algunas de l
as áreas más relevantes en política, pudieses saber cuál es el partido que más se acerca a tu forma de pensar. De todas las personas que lo hicimos ninguna tuvo un claro resultado a favor de un partido determinado y todos nos llevamos sorpresas viendo los resultados de determinado partido al que creíamos "odiar". Así que al final parecía que más que encauzarte el voto lo que hacía era abrirte un poco la mente para poder ver que no pensamos todos tan diferentes y que entre todos se podría formar un buen gobierno.
Así que is me propuso escribir un post (y yo encantado:-D) sobre cómo podríamos formar un gobierno de una manera más útil. Sin embargo, las líneas que is nos deja aquí no pretenden ser una propuesta en firme de cómo hacer un gobierno, ni quiere mostrar cómo sería el gobierno ideal, sino mostrar que la política puede ser diferente y que se nos pueden ocurrir muchas formas de mejorarla. En mi opinión es una postura inconformista pero a la vez constructiva, radical pero leal a nosotros mismos... y que puede abrir un debate interesante para nuevas propuestas ya sean alocadas, razonadas o intuitivas....
¡Que comience el brainstorming y el inconformismo positivo! ¡Vamos a reconstruir la casa!
_______________________________________

Imaginemos que llega el día de las elecciones y vamos al colegio electoral. Ha sido un año raro, no han llegado a casa papeletas. Tampoco hay mesas con papeletas y sobres en el colegio. No hay nadie detrás de una urna pidiéndote el DNI. Lo que sí hay son unas pantallas planas y un teclado en cada una. Al lado una persona muy amable va explicando qué es lo que hay que hacer. Los adelantos técnicos llegan a las urnas…

En primer lugar te identificas: tecleas tu DNI y tu firma electrónica…reconocimiento biométrico de que efectivamente eres tú…ok…puedes seguir votando.

Segundo paso: aparece en pantalla el primer tema, Inmigración. Una pregunta y varias respuestas (parecido a un examen tipo test en el que tienes que elegir la respuesta adecuada). Eliges la que te parece más adecuada…así vas eligiendo cada una de las acciones que tú harías en los temas más importantes (tantos temas como ministerios). No más de 20 preguntas, empleando aproximadamente 10 minutos.

Tercer y último paso: le das las gracias a la persona que ha ido resolviendo tus dudas técnicas y vuelves a casa.

Acabas de elegir a los futuros ministros. Cada uno puede ser de un partido político diferente, has dado tu opinión sobre las acciones que crees más idóneas para los próximos 5 años. Se llevarán a cabo las que crean convenientes la mayoría de los españoles. Cada voto vale lo mismo, cada voto no está sujeto a fanatismos partidistas ni a prejuicios.

Resultado: 10 ministerios y 6 partidos distintos…es la pera!!! Se han votado propuestas, acciones de futuro…

Pero…¿quién “coordina” todo esto? Pues alguien neutral que aporte estabilidad, sosiego y que tiene que asegurar que todo llega a buen puerto.

Es una especie de Consejo de Administración de una empresa…gente de distinto perfil con ideas concretas y unos objetivos que cumplir…ya no vale con que los partidos pongan a sus “amigos” al frente de un ministerio sin tener ni pajolera idea de qué va…para hacer propuestas coherentes tiene que ser gente que domine el tema, que tenga claro cuál es el problema y cuál la clave para solucionarlo, qué sepa transmitirlo y qué transmita confianza.

sábado, 5 de abril de 2008

1Imagen, +1000palabras

Hay imágenes que dan que pensar... esta foto la tomé en Barcelona....
Aunque igual sería más graciosa una foto en la que se viese, además de esto, a mi sacando esta foto...

PD: Alguien se cayó en estas escaleras...... y no digo nombres.... :-D
________________________
No he podido dejar de modificar esta entrada para meter esta foto que saqué en el supermercado.... ¿cómo puede haber publicistas tan malos?

Luces y sombras / Sombras y luces

[...]Es el mejor momento asumir
que toda sabiduría y experiencia
no resisten a veces
la fuerza de algunas corrientes

Es el mejor momento
comprender no poder ganar todas las veces
y entender que esa es la llave
hacia un camino más amable

Y aceptar que no todo es tan fácil
Y que no siempre los huesos
aguantan el peso...
Xoel López (Deluxe) - Reconstrucción (Es el mejor momento)
http://www.youtube.com/watch?v=zqhtXO_DaaI
________________________________________________

Pues sí. Los días malos existen XD. A veces me gusta pensar que después de un día malo, tiene que venir uno bueno. Y que si son dos días malos, entonces tendré luego dos días buenos... y que si tengo muchos días malos.... entonces.... me estoy equivocando en mis prioridades y algo tendré que cambiar en la forma de valorar los días.... :-O

Luego, cuando estamos bien aparecen esas pequeñas cosas que, sólo cuando te has recuperado, te parecen que son "regalos". Lo mejor es que son cosas nimias: una canción en la radio, un mensaje que te hace reir... como decía Guille Milkyway: "Sé que es casi nada, pero me sirve de tanto..."

La letra de arriba es del nuevo disco de Deluxe. El disco está muy bien y esta letra me parece fabulosa. Sobre todo para los que confundimos a veces la autoexigencia con el martirio... Vamos, ¡¡que nos podemos permitir ser mortales!! XD

Y para terminar, el otro día nos sorprendieron a moushik y a mi con un concierto de jazz en los arcos de la Pza. Guipúzcoa. Paseabamos tranquilamente camino del Etexeberria y nos topamos con este mini-concierto. La verdad, es que la calidad del sonido del móvil no le hace justicia en este video. Aún así, una tarde con esta sorpresa y con una cerveza del etxebe son, seguro, esas pequeñas cosas que te hacen sonreir:

video