jueves, 3 de noviembre de 2011

¿Cómo educa en la muerte un ateo a sus hijos?

Ya veís... cosas de padres... y de padre ateo, claro. Estaba pensando en el futuro y he llegado a la conclusión de que yo, ateo, no sé como educar en la muerte a mis hijas. Sí, educar en la muerte. Que suena a satánico pero que es algo que hace falta cambiar en esta sociedad. La muerte como parte de la vida. La muerte como algo que no hay que temer y que hay que asumir que algún día llegará.
Porque si se te acerca un niño de 7 años y te dice "¿y dónde está ahora el abuelo José?". ¿Cómo debe educar un ateo? ¿Debe decirle que el abuelo José está muerto y que no lo va a ver nunca más? ¿Debe explicarle que cree que la vida es así? ¿O debe optar por una versión más dulce y seguir la educación cristiana del cielo y la vida eterna? ¿Mentir y decirle que crees en eso para que un día se dé cuenta de que le has mentido? ¿O que descubra que no solo es que no vaya a verlo más sino que su padre, su madre o el mismo se pueden morir en cualquier momento y que eso no tiene por qué ser malo?

Llevo centrifugando estas ideas en mi cabeza un tiempo así que agradecería opiniones, enlaces, documentos, etc que me ayuden a crearme una opinión. Tanto del que piense que debo darle una "versión cristiana" como del de la vía atea o vías intermedias.

10 comentarios:

PöKáYôKë dijo...

Ay...esos pequeños momentos gloriciosos en los que un enano consigue dejarte en jaque/mate...en bragas y calzones, vaya! :)

La vida no es eterna, el cuerpo es materia y tiene fecha de caducidad. Lo que hace que las personas sigan vivas dentro de tí eternamente son los recuerdos, las vivencias, los olores,las canciones, los lugares, las miradas, esas pequeñas manías que adoptaste de él/ella...
No creo en un dios. Creo en mi. Creo en la energía de las personas. En la energía que vive en el ambiente cuando nos dejan.

A esa energía, cada uno, le puede dar el nombre y personificación que quiera...pero no deja de ser la Consciencia Plena del Ser.

Puedes leer algo sobre "Consciencia Cósmica".

Gracias por preocuparte por este tipo de cosas...hoy en día los padres viven sin mirar demasiado hacia abajo. Sin responder a esas pequeñas grandes preguntas que llegan desde unos centímetros más abajo y que son ladrillos importantes en la formación de grandes seres humanos serenos.
Ánimo. Y recuerdos al abuelo José.

Iñigo dijo...

Como siempre, Cris, muchas gracias. Leeré algo sobre Consciencia cósmica. Si tienes algún enlace "preferido", dime, plis.
De acuerdo con lo que cuentas. Mis dudas empiezan en cómo transmitirlo a un niño. ¿según las edades? ¿qué tipo de mensaje? También me pregunto sobre la influencia del entorno, si a todos los demás les están contando que hay un cielo etc etc cómo de loca se puede volver si yo le cuento un mensaje diferente. Y teniendo en cuenta que hay que dulcificar hablar en su lenguaje, ¿cómo hacerlo?
Aquí hemos tenido un bonito debate en casa y lo único que tengo claro es que no tengo opinión formada al respecto.
Agradezco infinito todo tipo de consejos.
Besos
Iñigo

Jaime dijo...

Poco vale mi opinión sin hijos que la validen. Pero tú preguntas y yo respondo.

Yo elegiría educar a mi hijo con sinceridad. Primero, mi creencia. Y cuando esté preparado, le abriría los ojos a otras maneras de entender el mundo.

En cuanto al mensaje y cómo dulcificarlo, creo que lo mejor son las analogías. Transmitir el mismo concepto pero con menos carga emocional.

Y la mejor manera de utilizar analogías es contar cuentos. Contar el cuento antes de que se necesite la analogía. Contar muchos cuentos en los que se repite el mismo mensaje. Es increíble lo que los niños aprenden de los cuentos.

Iñigo dijo...

Me gusta.... me gusta lo que cuentas. Aunque eso haya que bajarlo a tierra, me da algunas ideas que comparto: sinceridad con el pensamiento propio, hablarlo antes de que ocurra, elegir el cuento apropiado según la edad... siguen preguntas en el aire porque la práctica es más difícil peroda un poco de luz a lo que tengo en la cabeza.
Gracias Jaimito!!

meitai maitie dijo...

Nuestro txiki tiene ahora 4 y medio. Pero hace ya un año y medio surgio el monento de explicar donde estaba su abuelo materno, que murio hace 13 años, y esta en el cielo, esa es nuestra explicacion. Que tubo un accidente de bici, lo atropello un coche y se murio, y cuando mueres vas al cielo y eres una estrella! Esta parte se que es un poco... Pero en el momento lo que nos salio.., mas tarde perdimos a un bebe estando de 13 semanas de embarazo, y le explicamos que estaba enfermo y que no pudo nacer, nos despedimos de él en la playa y esta con el aitona en el cielo, otra estrelle!
Es verdad que con 3 años o asi no cuestionan mucho lo que les explicas, puede que un dia nos venga preguntando... Entonces... Pues creo que le dire que cuando el corazon deja de palpitar nos morimos. Que nos entierran o no... Pero que hay un alma (asi lo creo yo), y que para no olvidarnos y sentirnos mejor me gusta pensar que es esa estrellita que todas las noches sale!
Debe de ser distinto cuando es una muerte mas dura, como el aita o la ama o un hermano, un amiguito del cole...
Creo que ellos lo entienden mejor de lo que nosotros lo entendemos!

Ander dijo...

Yo empezaría con la muerte que vemos a diario. No con la muerte de las personas mas cercanas. Si no simplemente con la comida de a diario. Porque no solo hoy en día la leche sale de los tetrabriks sino que el pollo que comemos siempre ha sido así. Nunca ha sido un animalito que a MUERTO para que lo podamos comer nosotros. Ese precioso corderito que juega junto a su madre...pues es posible que nos la comamos. La matemos y la comamos.
Pero es que olvidamos que somos animales, que somos mamíferos que matamos y que morimos. Tampoco creo que cuando yo muera me vaya a convertir en polvo y ya está. Me convertiré en lo que crean mis seres queridos. Mi hijo creerá que me e convertido en una estrella y siempre me recordará cuando mire al cielo. Aunque realmente sepa que nunca mas me volverá a ver.
Nosotros así lo hemos hecho con nuestro hijo. Ya sea con su abuelo que no ha llegado a conocerlo. Como con su hermanitos como con su querido gatito. Con naturalidad pero con tacto. Que morir es natural y es normal. Pero duele, y no se deben guardar esos sentimientos dentro. Tener presente desde pequeño que somos parte de la naturaleza, y que la vida y la muerte forma parte de esta. Hay que empezar desde pequeño. Y desde pequeño no es cuando tenga 5 años. Cuando creemos que los niños empiezan a entender las cosas. Los niños entienden las cosas desde que nacen. O incluso antes. Entender a su manera. No les hablamos cuando empiezan a hablar ellos sino que lo hacemos antes. Así es como aprenden a hablar. Porque se familiarizan con las palabras.Pues lo mismo con el resto de cosas. Que les sea familiar la vida,la muerte, el dolor, pero sin darles un toque trágico, sino algo natural.

Iñigo dijo...

Gracias, Gloria! Al final todos lo sentimos de manera diferente. Y lo que me parece aplicable en mi caso de tu historia es que le adaptas lo que crees (que el alma permanece) a algo que él entiende (la estrella).
Bueno, eso y también me encanta tu última frase "Creo que ellos lo entienden mejor de lo que nosotros lo entendemos!".
Besos para vosotros y para vuestras estrellas.
Iñigo

Iñigo dijo...

Hola Ander!
Gracias por tu comentario. Me interesa el ejemplo de la propia naturaleza para entender nuestra propia muerte. Sobre todo porque para un ateo es lo mismo que se muera un cordero que que se muera un humano (y muchas estrellas íbamos a tener ;)).
También comparto la reflexión que habéis hecho varios sobre que hay que ir haciéndolo desde pequeños. Cada uno con su historia. En el texto mencionaba 7 años porque, en nuestro caso, tenemos una niña de acogida (ahora tiene 8) que nadie le ha hablado nunca de la muerte. Y también porque suele ser un tema tabú hasta que es el niño el que lo plantea. Con nuestra pequeñaja (10meses) es más "fácil" porque lo podemos ir haciendo poco a poco.
1abrazo y gracias de nuevo!
Iñigo
PD: no sé si eres el marido de Gloria. En ese caso, abrazos y besos también para la familia y las estrellas :)

Ander dijo...

Marido de gloria no. La pareja si. Que no estamos casados. Y hay sitio para muchas muchas estrellas....

Iñigo dijo...

jajajaja... OK!