viernes, 25 de abril de 2008

Los adolescentes, esos grandes desconocidos...

Muchas veces reflexionamos sobre cuándo se pasa de etapa y cuándo se deja de ser niño para ser adulto. O cuándo se deja de ser joven... Estrujándome los sesos un poco, me doy cuenta de que hay indicios claros que nos lo demuestran. Sólo nos hace falta ser honesto con uno mismo... pero ¡es que esos es tan difícil a veces!XD

Un indicio claro suele ser la desconexión del "mundo" al que nos referimos. Miramos a un grupo determinado y no alcanzamos a comprender qué está pasando por su cabeza para hacer esas cosas que nosotros consideramos tan raras. Por ejemplo, ¿quién no ha mirado con extrañeza a esas personas con los pantalones caídos, todos con los mismos pelos, los skates (¿por qué son tan malos en Donosti?), el "reguetón", conversaciones extrañas, pendientes y que miran a los "mayores" de una forma tan rara?,...

Debo reconocer que más de una vez me he sorprendido a mí mismo con una imagen negativa de los adolescentes de hoy día en mi cabeza: esos tipos que están "achorraos" que viven en un mundo de ilusión y fantasía, mimados, arrogantes, descorteses, maleducados... ¡De lo que es capaz la mente humana!

Sin embargo, de las pocas cosas que he aprendido en esta vida es que, al contrario de las pelis americanas, los malos no son malos y los buenos no son buenos. Afortunadamente, hay grises. Es más, nos equivocamos igual que se equivocan ellos al vernos como unos seres aburridos o represores o lo que sea. O igual que se equivocaban nuestros padres cuando nos tachaban a nosotros de tal cosa y tal otra. Y a su vez nuestros abuelos con nuestros padres. O los hombres con las mujeres y al revés.

El razonamiento es sencillo y eficaz para llegar a la conclusión que queremos: ordenar el mundo de los demás según nuestros esquemas. Por un lado, nos idealizamos a nosotros mismos resaltando unas cuantas características buenas que vemos en nosotros o en algunos de los que nos rodean. Así nos olvidamos de las malas personas y las actitudes negativas de algunos y nos convertimos en un paquete de "vencedores".

Por otro lado, nos dejamos llevar por el miedo a lo desconocido y no se nos ocurre pensar qué pasa por la cabeza de los "otros". Cogemos a los peores del grupo y lo comparamos con la imagen idealizada de nuestra juventud y.... ¡tachán!... ¡Somos mucho mejores que ellos!:-D

No nos engañemos. Suele ser la primera sensación de todos (o casi todos). Y puede tener parte de razón pero, en mi opinión, es totalmente equivocada ya que nos suele llevar a sentimientos que lo que consiguen es enfrentarnos: los adolescentes son así, los mayores son asá, desconfío de los de esa región porque... (completar), o de los de ese equipo de fútbol...

No sé porqué lo hacemos... si es por reforzar nuestra identidad uniéndonos a un grupo por oposición a otro o por qué. El caso es que para muchos de nosotros los adolescentes no se merecen nuestro trato... y me rebelo... quizá porque llevo un "pacontrarias" dentro o porque me suelo identificar con el débil, pero me opongo a verlo así. Aunque no sea fácil.

El caso es que me gusta verles e intentar comprenderles, escucharles y ponerme en su lugar. En entender qué pasa por sus cabezas y por qué y aprender algo de ellos. En definitiva, comprender su mundo.

Y la verdad es que me fascina el reto. Mientras escribo esto estoy en el paseo de Francia donde la media de edad es de 60 años XD pero me pasaré luego por el Buen Pastor para verles en grupo, haciendo el "shorra" o con la chica que le gusta... y, al final, resulta que no son tan diferentes a nosotros :-D

Debo reconocer que me ayuda el hecho de que moushik trabaje en un colegio. Y que me cuente anécdotas, que me transmita sus opiniones sobre algunos temas (algunos propuestos por mí :-D) y que le cotillee cuando no se da cuenta sus trabajos de opinión :-O. Y, por supuesto, he podido conocer, aunque sea por un ratito, a alguno de sus alumnos. Esos grandes desconocidos...

... grandes desconocidos que también pueden sentir desconfianza por nuestros agravios (sí, no somos perfectos) :-D Y de los que seguro que todos podemos aprender algo (sí, podemos aprender de los otros XD). Que les ha tocado vivir en un mundo diferente con retos completamente diferentes a los nuestros: un mundo salvajemente competitivo desde los 0 años, con padres que no les pueden dedicar mucho tiempo, con una avalancha de información constante desde que nacen y con muchas otras cosas que no somos capaces de ver.

No digo que sean mejores que nosotros. Ni que nosotros seamos mejores que ellos. Sino que viven en un mundo diferente. Que ellos son víctimas y beneficiarios del mundo que hemos creado (como decía una de ellas, si son tan malos, algo de responsabilidad tendremos nosotros) y que serán los responsables de coger las riendas del mundo en el futuro. Igual que mi generación la empieza a coger ahora y muchas otras lo han hecho a lo largo de los tiempos.

Así que estamos condenados a comprendernos y entendernos (ambas muy importantes) por lo que cuanto más nos encerremos en nuestro mundo, peor.

¡Yo rompo una lanza por ellos! Y, seguro, que algunos de ellos la rompen por nosotros :-D

7 comentarios:

PöKáYôKë dijo...

Menuda sentencia, sí Señor!jeje!
Pásate un sábado por la noche por el Puerto, y dime si esos pipiolos quinceañeros que aparentanestar más borrachos de lo que están por fardar rompen una lanza a favor de alguien...
Es complicado este tema.hoy en día ya no es lo que era. Considero que en nuestra generación, aun quedaba un poco (poco) de respeto y hoy en día lo veo duro duro. Hasta en las generaciones que vienen después: lasmde los 9 a 11 años...sinceramente: ME DAN MIEDO! Y me gustaría que eso cambiara, que volvieran las buenas costumbres y se mezclaran con unos litros de cachondeo, pero sin perder las formas.
La juventud de hoy en día se divide en tribus, y cada una se comporta de una forma diferente a todos los niveles.
De todas formas está bien que reflexiones sobre ello...ya eres un hombre al fin y al cabo y para eso estás. Que reflexiones sobre estas cosas ya te aleja de la juventud y te lleva a un mundo mejor, donde caes en la cuenta de que realmente eres el único responsable de tus actos y que de tí depende lo que hagas o no.
A post largo, comentario largo!! Beso,

Íngolo dijo...

jejeje... me encantan los comentarios largos.... y el debate!!! XD
>Pásate un sábado por la noche por el >Puerto.... Considero que en nuestra >generación, aun quedaba un poco >(poco) de respeto
Me remito a lo puesto en mi post: "Cogemos a los peores del grupo y lo comparamos con la imagen idealizada de nuestra juventud". No podemos centrarnos en lo malos (y en los malos:-D) pq además, se supone q somos los adultos y los q debemos dar ejemplo ¿no?
>ya eres un hombre al fin y al cabo
Gracias pokayoke! Es la primera vez q me lo dicen...jajajaja...
>te aleja de la juventud y te lleva a un mundo mejor
Siento no estar de acuerdo;-). Es la evolución de una persona, sí, pero no creo que una etapa sea mejor q otra. Una etapa puede ser peor si te quedas ahí de por vida pero no es peor en sí la etapa...

A comentario largo.... mil gracias!! XD

LoBo´s back dijo...

huff, si es complicado el tema, pero creo que muchos de sus problemas los solucionaríamos cambiando el sistema educativo a uno mas parecido al que tuvimos nosotros.
Si hay algo que se ha perdido en pocas generaciones , es el respeto, y eso trae consigo un montón de problemas a todos los niveles, entre ellos y para con nosotros.

Desde que alguien dijo una vez que con los críos había que dialogar y no castigar... la cagamos, así de claro.

como diría el viejete de los simpsons... golpe de remo!

moushik dijo...

BUEEEENOOOOOOOOOOOO.... ¡Pero qué me dices Lobo! Siento decirlo, pero estoy absolutamente en contra de tu afirmación.

Creo que el sistema educativo, en efecto, falla. Que los profes no tienen el respeto de sus alumnos, de acuerdo. Pero eso de que el respeto se consiga volviendo a los "métodos antiguos"...

Realmente creo que antes el respeto no existía: lo que había era miedo. Miedo a llegar al cole y que te pegaran, que te dijeran que ibas a ir al infierno, que volvieras a casa y te volvieran a pegar, y que por haber sido malo te repitieran que ibas a ir al infierno...

Hoy en día, al igual que en otras ciencias (o en las ciencias, para quien piense que la educación no es una ciencia), contamos con más conocimiento, más herramientas para conocer y entender a los alumnos, para explicarles mejor,... y para que no haga falta pegar para conseguir su respeto.

Yo he pegado a una alumna, y aunque fue por defensa propia, sé que lo hice por una falta de herramientas ante esa situación. Hoy en día, quien pega para conseguir respeto es porque no tiene otra forma de conseguirlo. Creo que pegar es síntoma de debilidad y de falta de habilidades.

Ahora que trabajo con adolescentes sin discapacidad no me he encontrado con ninguna falta de respeto hacia mí. Todo lo contrario. Tengo que decir que el grupo de 10 "kinkis" con los que trabajo son a cada cual más salao: me hacen la pelota, me traen regalos, me dan masajes (!), ... Y en ningún momento he tenido que pegar a nadie para conseguir su respeto. (Y eso que la mayoría me sacan una cabeza ;)

La verdad es que los adolescentes de hoy en día no lo tienen nada fácil. Que existen los kinkis, petardos, vagos,... todos lo sabemos. Pero la gran mayoría de chavales normales también tienen que sufrir la estupidez de unos pocos: vivir el miedo de ir por la calle y que una banda de niñatos les provoque, el bombardeo contínuo de los medios de comunicación vendiéndoles un mundo perfecto donde la diferencia es algo negativo, unos padres que no tienen tiempo ni interés para ayudarles con los deberes, el fácil acceso a todo tipo de drogas,...

A fin de cuentas, ¿qué son los adolescentes de hoy en día sino un reflejo de lo que son sus padres y la sociedad en la que viven?

He dicho. Me daba pereza escribir, pero espero seguir el debate.

Iñigo dijo...

sabía yo q post de lobo's te iba a obligar a escribir...jejejeje

Totalmente de acuerdo con jarri poter, pero como ya me he extendido en el post no voy a seguir puntualizando mi opinión en ese sentido.

Sobre lo de que tiene q cambiar el sistema educativo, de acuerdo. pero creo q aunq debe cambiar todo el sistema (padres, alumnos, colegios, legisladores, universidad...) los q + tienen q cambiar son los profesores. No nos engañemos, los profesores tienen una formación baja y no han sido enseñados para realizar bien su trabajo (entendido esto según las necesidades de hoy en día). No digo que sean malos (que tienen capacidad seguro), ni que no lo puedan hacer bien (jarri poter es buena muestra;-)) sino que no están preparados para ser unos profesores de nivel medio.

Seamos sinceros, gran parte de la gente que estudia magisterio es pq quieren ir a la universidad pero no quieren estudiar. también que no se les enseña a enseñar ni les dan formación sobre los problemas q se van a encontrar... y seamos tb sinceros, las condiciones laborales son las de un marajá!!!! Jode, me parece muy bien q tengan buenas condiciones laborales (pq realizan una labor prioritaria para la sociedad) pero a cambio les tenemos que exigir ser mucho mejores no?

Pues eso, revolucion!!!! XD

LoBo´s back dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
LoBo´s back dijo...

jo! que a mi nunca me pegaron en el cole ni fui con miedo, y jamás perdí el respeto a nadie y castigos me llevé una pila de ellos, y a día de hoy, lejos de haberme traumatizado, puedo dar gracias por aquellos castigos.

Con volver al sistema educativo de antes, me refiero al nuestro , no al de nuestros padres/abuelos que a ellos si les sacudieron.

Qué es eso de hoy en día de pasar de curso con tropecientos suspensos? o de solo poder repetir un curso y que por miedo del profesor a hacerle repetir un curso que quizás le viniese mejor en otro año, no le hacen repetir ninguno, cuando en realidad es posible que el crío lo necesite?

Así llegan luego a la universidad, con compresión lectora cero patatero , con unos déficit difícilmente superables en muchos casos. El número de analfabetos funcionales ha aumentado espectacularmente en los últimos años.

que lo del golpe de remo era coña! XD

pero lo que si tengo clarísimo es el momento en que todo se empezó a torcer, cuando dijeron, no castigues al niño! que se traumatiza!...dialogar con el!... y una leche! habrá algunos con los que eso valga, pero hay muchíiisimos con lo que eso no vale, y unos arrastran a los otros, y así hemos terminado, con alumnos pegando a profesores.