jueves, 23 de octubre de 2008

Mi país (II)

... Pues bien, ante todas esas preguntas y muchas más, me he dado cuenta de que algo hay. Es decir, mi país se basa en las personas, en las experiencias, en los recuerdos. Y, obviamente, siento más cercanas determinadas zonas en la medida en la que me recuerdan a amigos, familiares, conocidos, experiencias... y esas personas viven en unos sitios que por comprensión le ponemos un nombre...

Como parece un debate eterno, voy a ser más práctico y en las siguientes líneas voy a enumerar los principios que tiene mi país. Es decir, voy a ser incoherente teniendo un país para mostraros mi coherencia:
  1. Mi país no es mío. Es de todos y no es de nadie
  2. Mi país cubre todo lo que conocemos. No existen fronteras aunque la gobernabilidad me exige compartir los límites puestos.
  3. En mi país hay sitios más cercanos a mí que otros, como si se dividiesen en niveles. Sin embargo, el nivel más cercano no tiene límites y puede coger tantas regiones como desee.
  4. En mi país los territorios de los "niveles" más lejanos y desconocidos no me impulsan al miedo, el odio o la animadversión.
  5. Ni tampoco es mejor un nivel que otro.
  6. No tiene bandera, raza, condición, religión o pensamiento.
  7. Mi país no es un país y por lo tanto no lo defiende ante los de los demás.
  8. Mi país es como un puzzle que se va completando según aumentan mis experiencias
Bueno, así siento mi país... o lo que sea :) Por cierto, estáis todos invitados :D

PD: Para terminar, os dejo esta historia de un portero de fútbol que me llamó mucho la atención: http://www.elmundodeportivo.es/web/gen/20080731/noticia_53510756526.html

1 comentario:

Íngolo dijo...

Otro retal: http://www.elpais.com/articulo/cultura/Todos/somos/extranjeros/elpepucul/20081025elpepicul_2/Tes