miércoles, 25 de febrero de 2009

El fútbol entra en boxes

Las carreras de Formula1 son muy entretenidas cuando llueve. Sobre todo cuando está previsto un buen chaparrón. En esos instantes hay algunos valientes que se atreven a entrar a boxes a cambiar las ruedas por unas de "mojado", sin saber todavía si va a llover realmente o no. Y, por lo tanto, haciendo unos tiempos malísimos. Del mismo modo, cuando parece que ya no va a llover más van metiéndose en boxes para volver a cambiar las ruedas. Ahora el riesgo es salir con unas ruedas de seco mientras hay agua ya que más de uno pierde el control y sale disparado. Ahí está el riesgo. A unos les sale bien y a otros mal.

En el mundo del fútbol nos encontramos con una situación curiosa (y penosa): los clubes llevan años perdiendo dinero y parece que nadie se queja. Los jugadores son los primeros que permanecen callados porque a todos les tocaría cobrar menos. Y el contribuyente mira la escena como las vacas viendo pasar el tren cuando no sólo se debe dinero a Hacienda sino que las administraciones públicas (ya sean aytos., diputaciones o CCAA) dan dinerito contante y sonante a esos pobres angelillos que ganan tan poco. Total, por 600 milloncejos de nada que nos deben a todos los españolitos....

El caso es que ante esta situación (y la imposibilidad de hacer refinanciar la deuda) han ido algunos clubes pasando por la Ley Concursal. Que viene a ser como un "señor Estado, que me hundo" y el Estado va, acuerda reducir la deuda para que todos puedan cobrar algo y le pone un equipo de gestión que le obliga a que cuadren los números.

Así, equipos como el Málaga, el Sporting o la Real Sociedad han ido pasando (antes o después) por la Ley Concursal y todavía intentan recuperar poco a poco el terreno perdido. (es decir, ganar dinero cada año para poder pagar la deuda que no le han quitado). En esta situación se encuentran ante una paradoja: tienen muy pocas posibilidades de fichar jugadores porque el resto les paga más. Aunque sea un equipo mucho más pequeño le pueden arrebatar un jugador porque todos los clubes siguen endeudándose. El razonamiento es: si no ficho, tengo un equipo malo. Y si tengo un equipo malo, desciendo. Y si desciendo, tengo menos ingresos... la pescadilla que se muerde la cola... Así que todos a acumular más deuda... porque aquí nadie se digna a meterles mano y mientras la mayoría de administraciones o sacar dinero de los ciudadanos de a pié.

Sin embargo, enfrentarse a esta pequeña injusticia futbolística (competir con jugadores peores aún a sabiendas de que el resto se está endeudando) tiene sus ventajas. Y es que, al igual que si acierta el coche de F1 al entrar antes en boxes, los clubes que han entrado ya en el proceso concursal, saldrán los primeros de él. Y por lo tanto, no tendrán problemas cuando el resto de clubes empiece a entrar en boxes... ¿quién sabe? Igual vemos al Málaga como uno de los grandes de La Liga (jejejeje... que me da la risa)

Eso sí, no tardará mucho en haber bastantes clubes pasando por taquilla porque un club grande como el Valencia ya empieza a estar desesperado por las deudas.... Por otro lado, entrar el primero también tiene el riesgo de equivocarte en la elección de ruedas... y no poder controlar el coche.... ¡toquemos madera!

1 comentario:

moushik dijo...

Yo pa´ mí...que este finde gana el Málaga :D :D :D