martes, 24 de marzo de 2009

La Bolsa o la vida

No sé si os pasa lo mismo que a mí pero después de tantos augurios y noticias contradictorias en esto de la economía y de la crisis empiezo a cansarme de los "expertos". Y lo digo porque tienen menos credibilidad que el ex-novio de Falete (que fingió su secuestro...).

Me parece muy bien que opinen. Y que se les pague por opinar. Pero, salvo contadas ocasiones, cada vez que leo una columna sobre economía pienso: "Este tío tiene la misma idea que yo. Es decir, nada. O como mucho, algo más que yo. Es decir, muy poco". No me voy a poner a buscar los enlaces de las opiniones pero he escuchado 234.567 estimaciones sobre el crecimiento del PIB y del paro. Y parece que ninguna acierta. He escuchado ·$%%%&%$$· remedios contra la crisis... y aquí que seguimos. Y, sobre todo, la mayoría de reflexiones son muy incompletas: unos porque reducen España a puro ladrillo; otros porque creen en los milagros; otros porque intentan contarnos lo mismo de siempre. Así que, además de Paul Krugman (que no sé por qué le he cogido cariño), los que más me gusta leer son aquellos que le dan la vuelta al sistema. Aquellos que desafían lo establecido.

Me encantó "El porvenir de la catástrofe".O "Por una vida más frugal" de Nicolas Ridoux.

Al menos, ejemplos como estos te permiten repensar los argumentos que ya tienes asumidos. Por ejemplo, se me ocurre La Bolsa. Debo admitir que fue mi padre el que me convenció con argumentos (antes de que tuviese dinero que perder :)) de que no era muy aconsejable invertir en Bolsa. Partiendo de ese punto, lo normal es llegar a la conclusión de que "eso no está hecho para mí", permitiendo así que la Bolsa siga su camino y tú el tuyo.

Pero ya que estamos reflexionando.... ¿por qué debe existir la Bolsa? Pues es una buena pregunta.... Yo, la verdad, es que no entiendo el mecanismo de un sistema que tiene más de partida de póker que de inversión. Porque, no nos engañemos, lo tiene.

Da igual que tu empresa vaya de cine en este momento, que si estamos en un sistema turbulento (¿que querrán decir? ¿Cuándo no es turbulento?) de un día para otro tu acción va a bajar. Y al revés, porque Geminis tiene la luna de saturno, resulta que tu acción sube. De tal forma que compro acciones de "Pimientos Reunidos" y en 1 semana sube un 20% con lo que puedo venderlo y ganar un montón de dinero.... o puedo perder un 20% por no se qué leches que no te va a afectar más que un resfriado. Además, hago todo esto sin saber qué está pasando y sin importarme 3 leches a qué se dedica la empresa ni sus empleados.,ni el sector ni el futuro. No es como uno que invierte en un start-up o mete dinero en una empresa con problemas. Aquí lo que quiero es ganar mucha pasta en muy poco tiempo.... o perderla... ¿Alguien tiene póker?

Me parece muy bien que la gente quiera invertir su dinero en empresas, pero por lo menos, que el único beneficio sea el derivado de la actividad de la empresa ese año. Es decir, si va bien y tiene beneficios, gano dinero. Si no, pierdo. Pero en un horizonte temporal largo y con remuneraciones acordes con los resultados de la empresa. ¿Dónde se originó la burbuja de las .com?... ¿Y no es la Bolsa en sí una gran especulación como ha sido la vivienda o lo fueron las .com?

Por tanto, opino que nos deberíamos cargar La Bolsa. ¡Puf! que a gusto me he quedado:). O por lo menos, regularla. Porque lo que no quiero para el futuro es que un sistema aleatorio y caprichoso marque el devenir de nuestras vidas (¿no estáis mejor estos días porque la Bolsa ha subido? :O). ¡A la porra la Bolsa junto con los de AIG, Bush y Lehmann Brothers!.... y no me vengan con que el sistema es así porque no me vale: no tiene ningún sentido y es injusto. El que quiera dinero, que trabaje. He dicho.

2 comentarios:

José Antonio dijo...

Creo qu en el tema de la Bolsa estamos totalmente de acuerdo y no sabía que yo había sido tu influencia para que opinases así, la verdad es que a los economistas y expertos en bolsa les cabrea bastante cuando hablas del mono Merlin que gano a los expertos en bolsa en una prueba que se hizo en NY.
Cuano una persona invierte en ladrillos, en una empresa, etc. corre el riesgo de haberse equivocado y encontrarse con una burbuja inmobiliaria, que la empresa no esta bien gestionada, etc. variables todas ellas que son lógicas y que igual te das cuenta tarde. En la bolsa la empresa en la que supones que va tu inversión puede ese año tener unos grandes beneficios y tu sin embargo perder gran parte de tu dinero porque se ha declarado una guerra en nosedonde o se ha resfriado nosquién, algo qe me parece demencial por no hablar de mirar todos los días unas cotizaciones que se mueven sin ton ni son y sin motivos justificados.
En fín de locos, que invierta en Bolsa su prima la pelá.

jose dijo...

Hola Iñigo;

Lo primero de todo muchas gracias por visitar nuestro blog. nos alegramos mucho de que te haya parecido interesante.

He leido tu entrada y entre pocker, padres y pimientos, efectivamente creo que debería haber una reflexión seria sobre la Bolsa, su significado y significante.

Estamos tratando de organizar una mesa redonda en una escuela de negocios para debatir sobre este tema. Si llega a algún sitio te tendremos informado.