sábado, 6 de febrero de 2010

Por favor, cambiemos ésto

Empezamos a ser bastantes los que sentimos esta crisis como un punto de inflexión. Sentimos dentro un grito extraño que nos obliga a darnos cuenta de que este mundo debe ser mejorado. Sin querer, poco a poco, hemos tolerado con nuestro silencio la división del mundo en ricos y pobres; el asesinato de cientos de miles de personas condenadas a la pobreza; una estructura social con diferencias entre ricos y pobres abrumadora también en los países desarrollados; unos indicadores que solo miden la riqueza cuando hace tiempo que hemos empezado a entender que ya no la queremos para nada. Hemos tolerado también que nuestro mundo se organice según el dinero y donde el objetivo siempre es crecer, ganar más, tener más. Incluso si creemos que no necesitamos más.

No lo digo como un lamento o como una auto-bronca. Afortunadamente lo digo feliz porque creo que muchos hemos despertado y no nos conformamos con lo que tenemos. Y no me refiero al dinero. Si no que no nos conformamos con la organización de la sociedad, del Estado, de las empresas. No nos gusta la forma estándar de relacionarnos ni de entender el mundo.

Ahora solo nos queda un paso. Intentar cambiar esto. Obviamente, es un paso dificilísimo porque no sabemos cómo cambiarlo. No sabemos cuál es la mejor forma de hacerlo ni como debe ser en el futuro. Ni siquiera sabemos si somos 10.000 o 20.000.000.000 los que pensamos así. Pero tenemos la ventaja de que sabemos que somos bastantes los que hemos cogido coraje con esta crisis. Al fin y al cabo, nos hemos estafado, nos hemos engañado a nosotros mismo, nos hemos metido en una crisis incalculable. Primero nos deprimimos. Pero es tal el hastío que nos levantamos.

Y es ahora cuando nos levantamos, cuando debemos intentar cambiar esto. Aunque no sepamos cómo. Ni tengamos un plan calculado. Tampoco consensuado... pero ha llegado nuestra hora. No digo la hora de los jóvenes, sino la de los que entiendan que este mundo así no nos vale. Que somos parte de él y por lo tanto podemos cambiarlo. Tengamos 100 o 10 años.

Hoy más que nunca tiene sentido para mí este blog. Aunque no lo lea nadie, poner las ideas por escrito me da fuerzas. Hoy más que nunca tienen sentido los objetivos que he descubierto en este blog. Y hoy más que nunca me suena mejor el estribillo de Mis-shapes que sale en el link anterior, y canción oficial de este blog.

¿Quién quiere atracar y cambiar este mundo?

3 comentarios:

Jaime dijo...

¡Cuenta conmigo!

Íngolo dijo...

Casi se me saltan las lágrimas cuando lo he leído!! :D
Gracias por pensarlo y por escribirlo. Ya somos 2 :)

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.