jueves, 28 de febrero de 2008

Nuestra parte de responsabilidad

Ahora que estamos en periodo electoral y nos encontramos con ejemplos como el debate de Cetapé y Rajuá (y con otros muchos que suele haber en el congreso de los diputados y del resto de entrevistas, coloquios...), tendemos a soltar las mismas expresiones de descrédito hacia la clase política (algunos con excepción y otros sin excepción entre los que me incluyo). Y, sí, está muy bien porque significa que somos exigentes con nuestros políticos y creemos que es posible un mundo mejor. Sin embargo, a mi me deja un sabor agridulce porque pienso que tenemos que ir un paso más allá ya que lo que expresamos no dejan de ser palabras que se lleva el viento y con las que soltamos el problema a los otros. Nos quedamos tranquilos y nos vamos contentos a la cama :-O

Mi pregunta ante tanta queja sobre el modo de hacer política es clara: ¿hacemos nosotros algo diferente a lo que hacen ellos? O, ¿si estuviésemos nosotros en lugar de ellos nos comportaríamos diferente? No se si véis donde quiero llegar.... Lo intentaré ilustrar con algunos ejemplos:
  1. Llegar a acuerdos. Siempre que les vemos discutir decimos: "pero, ¿para que les pagamos? ¿Para que discutan?". Y es cierto que tienen poca empatía, que se preocupan poco por las necesidades del otro y que no son capaces de ver que lo suyo es una verdad absoluta pero... ¿es que nosotros lo hacemos mejor? El mejor ejemplo son quizás las reuniones de vecinos cuando guardamos rencor eterno al del cuarto izquierda porque la bombilla la va a poner en el lateral izquierdo en vez de en el derecho como quiero yo pero siendo un poco autocríticos podemos encontrar ejemplos en el trabajo en las relaciones familiares, con los amigos.... o en la sociedad gastronómica como comentaba un compañero de trabajo debido a que se ponían dos velas negras porque uno pensaba que en la sociedad no debían entrar niños y el otro lo contrario...
  2. Reconocer lo bueno del otro. El debate del otro día fue un ejemplo de como hablar durante una hora y solamente ser capaz de decir lo malo del otro pero es que es el día de los políticos... ¿o alguien recuerda a un político decir del bando contrario algo bueno? Y si lo dijo, ¿añadió la coletilla de "pero..."? Pero mi pregunta retórica es: ¿Qué pensaríamos de un político si alaba al otro?Pues pensaríamos que ha perdido o que se ha rendido.... Pero es que hacemos lo mismo en el trabajo o en familia... ¿tenemos igual parte de responsabilidad?... Continuo...
  3. Reconocer errores. Si decir algo bueno del "enemigo" es difícil, ver a un político reconociendo sus errores está más cerca de un milagro que de otra cosa. E intento hacer el mismo ejercicio: ¿que pensaríamos de él? Pues lo interpretaríamos como un signo de debilidad.... es mucho mejor negarlo una y otra vez hasta que dejen de insistir.... y eso es lo que hacemos nosotros. Por un lado, si vemos a un político reconociendo un error le retiramos su voto y, por otro lado, nosotros aplicamos la misma teoría si no hasta el final, por lo menos, ocultamos el error todo lo que podemos. ¿Acaso no les "incitamos" a seguir igual?...
  4. Creo que cualquiera puede poner más ejemplos... (No incluyo los jetas que roban o se aprovechan de su puesto porque en todos los cestos tiene que haber manzanas podridas)
¿A dónde quiero llegar? Pues que dejemos de exigir a los políticos lo que no somos capaces de hacer nosotros. Eso sí, no venciéndonos y dejándo de exigirlo sino intentando cambiar primero nosotros porque al final la política es un reflejo de lo que somos (sí, este comentario es duro pero...) y solamente cambiando nosotros podemos esperar que la política cambie. Vamos, que si estamos esperando a que una estirpe de políticos del futuro venga y nos salve vamos dados :-D

El caso es que tampoco invento nada (aunque no he leido ni una reflexión en un periódico mencionando nuestra responsabilidad en la clase política que tenemos). Entiendo que en los 60 y 70 se produjo una idealización del mundo mediante el cual íbamos a vivir en un planeta increible sólo por exigirlo. En los 80, sobre todo, se constató un desencanto con las ideas "ideales" (valga la redundancia) y ahora parece que empezamos a sacar algunas conclusiones que nos pueden ayudar. Como, por ejemplo, la de Prem Rawat que sostiene que sólo puede haber paz en el mundo si cada uno encuentra la paz de forma individual. Y, al fin y al cabo, me he dado cuenta que es ese mismo planteamiento: no vamos a encontrar unos buenos políticos hasta que no seamos nosotros capaces de re-educarnos. RES-PON-SA-BI-LI-DAD ¡Cada uno la suya! :-)

No sé que pensáis pero yo voy a intentar el cambio. Si este bichito puede porque yo no. Aunque sólo sea por poder criticar luego tranquilo delante de la tele ;-) ¿Alguien se anima? Quien sabe... si tenemos suerte igual dentro de 10 años nos contratarán para ir dando charlas por ahí y nos jubilan :-D

PD: Si alguien tiene acceso a algún político que se lo mande por si sirve de algo (y que no sea para utilizarlo como herramienta electoral, claro).
PD2: Ánimo a todos en estos días que quedan de promesas y más promesas electorales.

5 comentarios:

möushik dijo...

Totalmente de acuerdo, Harry Potter. Si es que, qué orgullosa estoy yo de mi niño!

Es verdad que siempre empezamos exigiendo al otro en lugar de a nosotros mismos. Además, vemos el error, la debilidad,... en los demás cuando son un simple reflejo de lo que somos.
Me suele hacer gracia en el cole escuchar las opiniones de los alumnos acerca de la violencia de género, el abuso a menores,... Y ante la pregunta "¿Qué haríais con un pedófilo que además ha maltratado al niño?" la respuesta es siempre: le cortaría los huevos, le daría una paliza, lo mataría de hambre, le dejaría en la cárcel para que le hicieran lo mismo a él...etc.

En realidad así es como pensamos "los mayores" sobre otros temas (y tb sobre éste). "Tienen que respetar nuestra cultura", ¿y nosotros la suya?; "Sólo saben echarse los trapos sucios a la cara", ¿y cómo discutimos los demás?,...

Tenemos lo que nos merecemos. Si no queremos lo que tenemos, entonces habrá que remangarse y mojarse el culo! ;)

LoBo´s back dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
LoBo´s back dijo...

Es la naturaleza humana, a veces uno piensa que como especie no nos merecemos el lugar que ocupamos.
No se vosotros, pero yo veo que en vez de avanzar hacia algo positivo, todo se radicaliza cada vez mas a todos los niveles.

Íngolo dijo...

Jode, como empecemos así nos tiramos todos por un puente :-D... tampoco era mi intención....
De todas maneras, yo creo q, en general, estamos mejor ahora q hace un tiempo (mucho más en España q la historia hace 40 años era bien diferente)a pesar de todos nuestros defectos....eso sí, eso no debe frenarnos e intentar hacerlo mejor

Por cierto, puedo prometer y prometo q dentro de unas semanas pondré otro post sobre política y que no será escrito por mi.... chaaannaaaaannnnn!!!! y tb puedo adelantar q va a ser interesantiiiiisimo ;-D
Este blog es de todos :-D

Iñigo dijo...

Ah! moushik, interesantísima tu aportación y tus datos ;-)