jueves, 11 de septiembre de 2008

Al fondo a la derecha

El otro día estuve pensando sobre un tema que puede parecer un poco banal pero que tiene su miga. Después de darle una vuelta y no sacar nada en claro, he pensado que lo puedo colgar aquí para ver vuestra opinión al respecto. Ahí va:

Desde que el dinerito que tenemos los países de Occidente nos permite edificar lugares comunes en los que pasar nuestro tiempo de ocio (aunque algunas actividades de ocio se parezcan más a una tortura) o satisfacer nuestro apetito (estoy pensando en comer...), fueron necesarios unos baños o unos vestuarios en los que "descargar" o "limpiar" nuestros cuerpos.

Mientras el número de gente que demandaba este servicio fue aumentando, se hizo necesaria una organización de las infraestructuras. Así nació la organización por sexos. Entiendo que así se evitaban realizar 27 vestuarios diferentes y 42 baños separados. Esta separación era totalmente lógica para los tiempos que corrían ya que el masculino y el femenino eran 2 universos separados que se atraían entre sí y el hecho de juntarlos podía llevar al pecado y de allí al infierno.

Sin embargo, los tiempos van cambiando poco a poco. Afortunadamente, las diferentes condiciones sexuales son reconocidas por la mayoría de Estados (a pesar del esfuerzo de unos cuantos) y la igualdad se va acercando. Así, a pesar de algunos ejemplos aislados y de cosas que todavía se pueden mejorar, las últimas generaciones siempre han convivido en un ambiente en el que la homosexualidad, heterosexualidad, bisexualidad y transexualidad son elecciones de cada uno de nosotros.

Llegados a este punto nos encontramos con la siguiente situacion. En un vestuario o en un baño de hombres no pueden entrar mujeres. Eso sería ofensivo y podría dar lugar a situaciones indeseadas. La mujer podría mirar con ojos lujuriosos a un hombre y éste sentirse incómodo. Del mismo modo, una mujer se sentiría incómoda si pasasen hombres a su lado mientras ella está desnuda. E incluso seguro que hay gente que puede argumentar que crece el riesgo de violación.

Sin embargo, se permite que una mujer homosexual entre en el baño o vestuario reservado para mujeres y que un hombre homosexual desnudo comparta espacio con un hombre heterosexual desnudo. Pensando un poco, llego a la conclusión de que, si lo importante termina siendo la lujuria que puede haber entre dos personas de sexos que se atraen, para una mujer heterosexual sería mejor compartir ducha con mujeres heterosexuales y hombres homosexuales...

Pero es que además, existe la bisexualidad, por lo que por el mismo razonamiento, éstos necesitarían un vestuario separado para cada persona... parece que si hay que ser consecuentes el razonamiento dejaría de tener sentido...

Muchas veces las costumbres se hacen leyes. Y lo grave de esto es que se pierde la noción de por qué se creó una norma o costumbre en un momento determinado. Al final, se recurre a la frase de "es que siempre ha sido así", que siempre que me la dice mi amoña, yo le digo que antes de hacerse así se hacía de otra manera que siempre había sido así...

El caso es que la lógica me lleva a pensar que la manera más lógica de organizarlo parece ser que no existan distinción de sexos ni de condición sexual, sino que estemos todos juntos pero no revueltos...y sé que parece una locura ahora pero... ¿no os da la impresión de que este cambio llegará? ¿Tiene lógica seguir actuando igual? ¿Podrían reclamar los no-heterosexuales una nueva organización que reconozca su condición y no separe a la humanidad en masculino y femenino? ¿Podrían sentirse humillados por esta "segregación"? ¿Habrá alguien que quiera crear un tercer baño/vestuario para no-heterosexuales y que así no le vea uno/a que se puede sentir atraido por él? Si nos juntasemos todos en un mismo baño y se dejase pasar el tiempo adecuado, ¿no lo veríamos como algo normal y nada lujurioso? ¿No se pensaba antes también que el ver a gente con bañador en la playa llevaba a la lujuria o que las que hacían topless provocaban a los hombres y que estos podían no resistirse? ¿No lo vemos ahora como algo normal?

¿Entendéis mi reflexión?... Todas estas preguntas me dan vueltas en la cabeza... :)

5 comentarios:

PöKáYôKë dijo...

Menuda pedradaaaaa!!!!! Jajajaja!
Mientras los baños/vestuarios públicos ofrezcan intimidad individual...a mi me da igual compartir espacio con un elefante.
Es decir: A mi qué más me da que haya un tio o una tia, sea su condición la que sea, mientras yo esté a cal y canto en mi pequeño espacio disfrutando del momento de desahogo vital?...
Te propongo nuevo post: Explica a las chicas por qué los chicos teneis adoración y mono de WC? Porque sinceramente opino, que los pimpollos en el baño no solo desahogan sus desechos vitales sino que se desahogan de las pequeñas cosas enrevesadas de la vida cotidiana...

Íngolo dijo...

comorrrlll? "yonocomproelpan"... pos no tengo ni idea pq no sabia q los tios haciamos eso... es mas, no sois las chicas las q vais en pareja (como la "vetemerita") y os tirais 3 horas???
Q yo sepa, vamos, meamos y ni siquiera nos fijamos si el baño tiene mierda o no. esa es la razon de q no haya cola en los baños masculinos...

Y sobre el post: q opinarias si te dijera un homosexual q se siente discriminado por la division actual en los baños o los vestuarios???

LoBo´s back dijo...

En lo que respecta a hacer necesidades fisiológicas, pues me da igual quien esté al otro lado de la puerta que tengo cerrada mientras tenga yo un mínimo de tranquilidad, muchas veces habremos visto todos salir chicas del servicio de los chicos en un bar o viceversa, y no me ha importado lo mas mínimo.

Y si dejamos ese aspecto y nos centramos mas en vestuarios por ejemplo, a mi no me importaría compartirlo, que fuese mixto, y no es broma, mas de una vez lo he hablado con mas gente, el problema está en que no todo el mundo es respetuoso con los demás, principalmente algún burro con las mujeres.
Pero el caso no sería muy distinto a que si te cambias en pelotillas en la playa.
El otro día estaba bañándome en el náutico a primera hora de la noche, no serían las 10 de la noche todavía, y había una chica que se acababa de bañar, pues salió se desnudó, se seco y cambió y punto, no se, pero yo no le di la menor importancia. Pero reconozco que seguro que alguno otro tío que hubiese visto eso, pues no se lo hubiese tomado de forma tan natural.

Es que yo, la verdad, después de entrenar con chicas, en deportes en los que hay mucho contacto físico, bueno, mucho no, es que mas no se puede, luchar en jiu jitsu brasileño en compartir sudor, pues aprender a respetar y a ver a quien tienes delante como un compañero mas indistintamente su genero o sexualidad, vamos que tampoco me incomodaría entrenar con un gay. No se, creo que hay momentos y momentos para prestar mas o menos atención a nuestra sexualidad, y el problema puede ser ese, que estamos muy condicionados por ella, siempre lo hemos estado como especie, pero la publicidad moderna abusa de ese recurso fácil y al final poco a poco va calando en la gente.

Íngolo dijo...

Amen! :) totalmente de acuerdo contigo!

moushik dijo...

Me ha encantado el último párrafo que has escrito, Agus. Muy bueno.
(Y muy bien tambien el tema escogido por el "blogero" más decharachero...)