martes, 30 de septiembre de 2008

Family Arbizu is different

Todas las familias son peculiares. Cada una tiene seres míticos, horribles, grandiosos... Todas las familias son especiales por algo: costumbres diferentes, recuerdos agradables, conversaciones repetitivas...

En mi caso celebramos las navidades con la familia Arbizu, la de mi madre. Se compone de una señora de 90 años, viuda desde hace tiempo, 4 hijos de los que viven 3, los "allegados" y 8 nietos con algún "allegado" más.

Podría pasar por una familia normal. Una familia de esas que salen en la tele que cenan con una conversación políticamente correcta y tienen momentos de risa contenida mientras se limpian los labios con la servilleta. Sin embargo, no es así...

Nada más empezar, los cimientos se tambalean. Esa viejecita de 90 años es mi abuela. La mayoría de vosotros la conocéis y sabéis que es un crack: baila los sábados, va a Tai-Chi y gimnasia, te vacila y te pega alguna colleja de vez en cuando, al más puro estilo Amparo Baró en 7 vidas. No me voy a extender porque me prometí a mi mismo (y alguno de vosotros) que le escribiría un post exclusivo.

Durante muchos años las comidas de Navidad han sido muy amenas, con bromas y conversaciones animadas desde los entrantes hasta el postre. Sin embargo, desde hace unos años Lamaika (que viene siendo mi madre) se dedica a sorprendernos con algún nuevo espectáculo. No contenta con el ambiente de las fiestas, decidió ir un paso más allá.

Inició el espectáculo con baile para todos con mi amoña como "guest star" y su hit preferido: "Bomba" de King África. Hemos vestido a mi amoña de Olentzero para que fuese dando regalos. Hemos tenido regalos de la empresa familiar y clases de sevillanas con DVD de apoyo.

Las navidades pasadas improvisó en el último momento un nuevo "performance" (que no es lo mismo que espectáculo): ¿por qué no recolectar todos los instrumentos que hay en casa y colocar uno a cada uno?. Con Jaione tenemos un poco de ventaja pero siempre hay un viaje en el que te animas a comprar un instrumento que nunca vas a utilizar... o eso creías :)

Ojito que tiene su miga. Empezamos con Lamaika cantando una canción y todos siguiéndole con los instrumentos... ¿os he dicho que mi oído me viene de familia? Desde entonces Jaione aprecia más a sus alumnos :D

Y después de este sencillo paso se van añadiendo nuevas versiones: que si cuando diga "ya" todo el mundo pasa el instrumento a su derecha, que si viene una visita y vamos a quedarnos callados hata que entre y le cantamos cualquier canción, que si alguien se va y le cantamos "adios con el corazón".... las posibilidades son infinitas.

Como muestra, un botón. Os dejo este vídeo para que apreciéis nuestro talento... Ojo a la "versión" del popular villancico... lo dicho, Family Arbizu is different...

video

En honor a la verdad, he de decir que el primer año todos nos mostrábamos muy reticentes a participar pero que con el paso de los años hemos ido perdiendo la vergüenza. ¿Se nota? :D

2 comentarios:

PöKáYôKë dijo...

Un post brutal y enternecedor a la misma vez.
Qué bonito!

LoBo´s back dijo...

Ja ja ja bestial!! que bueno!!! ostras vaya risas os tenéis que pegar en eventos así!

Transmite un buen rollo familiar que es envidiable.
Que siga así mucho tiempo!